Carrió da poca propina y también garronea el taxi

Bastó que Elisa Carrió propusiera que frente a la crisis que producen las políticas económicas del Gobierno de Cambiemos, del cual ella forma parte, la clase media debía darle propina y mantenerle las changas a los sectores más perjudicados para que empezaran a salir a la luz episodios que revelan que ella justamente no se caracteriza por retribuir a quienes le prestan servicios. Primero fue un mozo de La Plata quien reveló que Carrió, que admitió que lo ocurrido, le dejó sólo cinco pesos y algunas monedas de propina luego de consumir un café y dos tostados. El programa Detrás de lo que vemos, de la AM 750, entrevistó a un taxista que contó que un día la llevó y al llegar al destino trató de llevarse el viaje de arriba. “¿Usted sabe quién soy?”, contó Roberto que le dijo la diputada cuando quiso cobrarle y que ante su reclamo de que le pagara el viaje fue a pedirles plata a quienes la esperaban en el destino.